No seas nada más

Que fácil es culpar a otros de nuestra propia infelicidad. Es difícil vivir nuestras decisiones sin el apoyo de la gente que queremos. Pero no es imposible. Cada uno de nosotros es autor de su propia vida y como tal, cada quien tiene la responsabilidad de ser feliz y de tomar las decisiones que vallan a lograr ese fin dentro de su propia vida. Es muy insatisfactorio y tal vez triste defraudar a la gente que queremos pero es completa y totalmente deprimente defraudarnos a nosotros mismos por complacer a los demás.
Así que hoy que puedes, toma las riendas de tu vida y comprométete contigo mismo a no ser nada más que feliz.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *