Ella

  Con cada día que pasaba, todas sus virtudes y cualidades se enfatizaban. Sus ojos cafés brillaban cada día mas y su sonrisa ladeada me generaba mas calor. Su risa se volvía más armónica y su manera de desplazarse aún mas rítmica. No había nada en ella que no me volviera completa e irracionalmente loco. […]