Carretera

  • Eras mi demanda de deleite
  • Extasis en mis venas
  • La sensación del viento en mi cara
  • La aceleración de mis sentidos
  • Mi sed de euforia
  • No eras mas que una necesidad
  • El aire de sentirme viva
  • El misterio de la espera
  • La intriga del secreto
  • El delirio de la adrenalina
  • Siempre algo nuevo
  • Una ruleta de emociones
  • Siempre lo mismo,
  • Pero nunca una rutina.

//A

Post Tenebras Lux

Después de las tinieblas viene la luz. Hay que tocar fondo para volver a la superficie. Después del ahogo me di cuenta de que había llegado a mis limites. Y esos limites tenían como consecuencia perderme a mí misma en un mar de incoherencia y de desesperación por encontrar algo que estaba en el lugar mas alejado de donde yo estaba. No todos tenemos los mismos limites.

En mi caso mis  limites no son los mas extremos pero fueron suficientes para que buscara redención. Y después de la angustia y del sofoco que es tocar fondo, buscas oxigeno y te das cuenta de que el oxigeno no te lo va a dar nadie que no seas tu misma. Que la independencia es necesaria para tomar control de tus cartas; para ser dueña de ti misma. Y que cuando te desencadenas de esclavitudes banales, encuentras una felicidad más pura que la risa de un niño.

La experiencia de la obscuridad te da la certeza de querer la luz. La experiencia del ahogo te da la necesidad del respiro. La experiencia de la soledad te hace más fuerte. La experiencia del vicio te invita a crear hábitos. Y es así como te encuentras a tí mismo después de haberte perdido, pero sin haberte rendido.